jueves, 25 de abril de 2013

Extínganse sin extintores



Extínganse sin extintores, todas esas especies protegidas que cuestionan a las mansedumbres.
Aniquilen las caricias bajo el mantel, los guiños de ojos, los trucos de magia y los sortilegios .
Estás implicado, no puedes ya desvincularte, continúa con el exterminio. Juega a derribar a esos recién nacidos dispuestos al amor más enamorado de sí mismo.
Si me obceco puede que te muerda tan hondo que no recuerdes ni tu sentido. Desde la salud más saludable, desde el vampirismo más cotidiano... por ahí van paseando, las calles están llenas. ¿Quién quiere paz cultivando ostras en el infierno?
Relamo todas las perlas y por descuido voraz me trago la más negra. ¿A qué viene este ansia? Fumen cincuenta paquetes de cigarrillos al día y digan que todo está bien, que todo va bien, que el cordero está en su punto.
¡El aburrimiento no existe! Bájense los calzones, las bragas y las pieles olvidadas... oscúltense, sólo para recordar que algún día fuisteis algo más que una hora perdida, algo más que un sudoku.
Con la lengua... con la lengua no se habla, con la lengua se saborea, con la lengua se distingue la palabra rancia de la caricia fecunda. Saquen la lengua y depositen en ella un céntimo viejo, con paciencia eyacularán billetes de 7 euros con las esquinas quemadas.
Sin escudos, ni lectores ni juegos, simulando la difusión y el  lugar que en el mundo te corresponde.

lunes, 15 de abril de 2013

Nota teatral



La voz siempre pretende. Lo que uno dice debe ser al menos oído, si no se aborrece. El que escucha se queja porque no oye, porque, pese al giro del cuello y el direccionamiento de la oreja hacia la fuente de sonido, sigue sin oír.
Si el que ve ha de dejar de mirar para oír... mal asunto. El esfuerzo del que ve y escucha está en otro lugar, más allá de los sentidos.

jueves, 4 de abril de 2013

Islas con deseos de ser penínsulas



Bajo el cielo un sombrero, y bajo el sombrero un retrato.
Voy a invitar al desvarío de tus ojos accidentales a colonizar mis arbustos frutales.
Voy a pedirle a mis dientes que no choquen por las noches y que mi lengua se mantenga entre ellos.
Voy a ir a tu oreja a través de tu ojo para después instalarme en tu silencio.
¿qué soy? ¿qué soy? Soy el crimen de la insatisfacción, la salida de emergencia, la silla de montar, la noria, el pony, la comba, la bañera, y la ramera por la que todos ruegan.

miércoles, 20 de marzo de 2013

Impar


Los dedos entraron en combustión.
                                                Acuchillando palomas
aquí o en Japón
                    te persigue la ruina
                                                    siendo el pelo que perfila la almohada
siendo Sujeto sin Sujección
                                        lo que amas es el lenguaje, nada más
Día tras día se levantaron con el mismo ánimo: el ánimo de volver a acostarse.

jueves, 14 de marzo de 2013

Ficción: recuerdo de recuerdo de recuerdo de recuerdo


Acabó siendo casi todo lo que había deseado en algún instante. Los olvidos no existieron jamás, siempre supo que él no tenía memoria porque ÉL era memoria.
Buscaba la euforia, el reconocimiento de los muertos que le habían merodeado durante los dos últimos años, y la perspectiva del universo.

No había reconciliación, la disputa era entre demasiados magos, recordaba por Valery aquel cuento que en mi boca amamantaba serpientes, queridos oyentes extásicos, el zorro acabó devorando a la gallina habiendo sido en sus orígenes un anillo en dedo de princesa. El microbio fue inconcebible aunque también las formas eran ilimitadas. Todas las formas en una conjura.

Ahora, a solas, lamento los ratos en los que he sido roca y amante muerto. Los azotes...
¡Qué mi vida sea! ¡Qué mi vida despierte besos! ¡Qué mi vida muerte sea!
Abramos los cordiales intestinos.

El sexo se inició consciente de su fin, necesitaba caer en abismos, desmelenar el jinete, un acto de succión, un vértigo... Estábamos ambos pendientes. Deseaba que tocaras mi inmenso cuerpo confundiéndolo poco a poco con un mar indivisible, con un amalgama salina, un Todo Extásico. Cumbre tras cumbre... Mi disposición era torpe y escondía mi cuerpo pieles jamás tocadas. Pieles jamás tocadas. Nunca se crece ni se dirige uno hacia algo que no se acabe. Finalizar como constancia. Finalizar canciones, gemelos, y matrimonio. Finalizar palabras, rostros y pantalones. Finalizar con estrépito o en silencio.
Finaliza si no impulsa por el tallo... a Dylan con Visor.

lunes, 11 de marzo de 2013

Coles de Bruselas


Replegarme, volver a los sillones pomposos y a las camas heladas.
Recordar que tengo veinte hijos y que morí de sobredosis:
Me espera tanta gente... treinta llamadas perdidas y cincuenta citas atrasadas, ocho comidas pendientes y siete amantes demasiado expectantes. Tengo que, tengo que, tengo que. Los megalomaniacos también responden a otros nombres.
Ese repertorio de negativas, esa pala penetrando en la tierra una y otra vez.... Surquen en las baldosas de la cocina todas las esquelas que están por venir.
Aquí la rabia del hastío, lo imperturbable, nadie pone a nadie en su lugar... yo elijo las negras y tú las blancas, Fando y Lis, Ying y Yang, Pin y Pon.
Lo verdaderamente grotesco es la necesidad de comunicarse cuando no hay nada que comunicar, sólo la fatalidad del riñón consumado y la roja sangre bombeando bajo las zonas erógenas.
La obscenidad está al caer, ya llama al telefonillo y va a subir, viene descalza y con las uñas largas, apretando todos los timbres y llamando a las cosas por su nuevo nombre.
Porque nuestros ojos miran tras las pantallas y con lupa encuentran el éxtasis en lo más recóndito, en lo más profano, en la noche de los órganos.

viernes, 8 de marzo de 2013

TEXT Í KULAR


El accidente remendaba mis pieles olvidadas y tú querías todo el amor que la noche despellejaba.
Waiting for the waiter! un café y un croissant! ¿Cuántos años esperando con la mueca tiesa? ¿con el pánico aconteciendo?
Mr Tim se encontró con Mrs Tina y, pese a que se conocían, no se saludaron por temor a reconocerse. Uno tras la estela, otro cometa en llamas.
...y la lluvia no caía, y la contención se convirtíó en vejiga en dónde plantar un pequeño huerto de tomates y calabazas...
INSTALÁNDOSE EN LA IRACUNDA ALGARABÍA DE LAS MIRADAS CANCERÍGENAS.

miércoles, 6 de marzo de 2013

Digo y hago, hago y digo


Segundo a segundo alguien se somete, alguien dice sí cuando debe decir sí, alguien se equivoca, alguien pierde el tiempo.
Para allanar un terreno se suele usar una apisonadora, y para fumigar un campo una fumigadora... así parecen ser las cosas.
Siempre has estado ahí, siendo testigo de la resignada lejanía que hay entre las palabras y el mundo que éstas evocan. ¿Para cuándo la literalidad? De nuevo murió la metafora y ahora la palabra comulga con la carne. Cuando digo digo y dónde digo Diego digo digo.

viernes, 25 de enero de 2013

Tú y tu automatismo


Recuperar el lúcido automatismo, recuperar el sentido de lo inevitable... Asumir que nadie está a salvo y que por las calles siguen caminando los brutos y los piadosos. Asumir que día tras día pierdes aliento y olvidas que respirando eres. Me encontré en 1954 con una mujer calva muy atractiva llamada Larshä, ella cruzaba un puente y yo nadaba justo por debajo. (Jamás continuará)

martes, 22 de enero de 2013

A tientas


Averigüar de casualidad hechos pasados que dan una nueva y honesta perspectiva a lo sucedido... descubrir por ejemplo que tus amigos se practicaban felaciones dulcemente, o por ejemplo que Petra estaba enamorada del lunar que tienes junto a la boca, o que tu padre se fue un día a Rio de Janeiro con una amante a despilfarrar el dinero robado de su empresa.

Habitualmente todo está velado. Las miradas siempre parcialmente claras... quizás en un futuro remoto, cuando ya no sea necesario, descubramos todas las motivaciones pasadas. Mientras tanto así nos quedamos: en la insensatez de la inopia.

lunes, 21 de enero de 2013

Teatro del Ego



Día a día, noche a noche, llevamos a la sombra con nosotros, la sombra que hace todo lo posible por relucir. Acude dónde haga falta para poder exhibirse, pronunciarse. No sólo en los sueños, si no también en los bares, las reuniones, con la familia comiendo paella, con los amigos, con los amantes... Si niegas a la sombra, ésta batallará hasta que no sepas dónde andas, qué comes, qué bebes, qué persigues, con quién has pasado toda una vida.

El teatro es un territorio apestado de proyecciones, isla en penumbra. Quién busque verdad que la encuentre en la conmoción, en la cresta del bello, en la crisis, en la garganta contraída, en la convulsión, en la liturgia, en el duelo, en la catarsis...

Nadie lloró la muerte del teatro porque también fue una simulación.

viernes, 4 de enero de 2013

Link 1


Bajo todo guiño un desafío... la apariencia de transparencia y la seducción del desfallecimiento.
Dejar que la indiferencia premeditada derive en la seducción más artificiosa... cuando la inocencia ya no es posible y uno se expone desesperadamente a la mínima sutilidad.
Como dos cerezas pendiendo de una oreja o la formulación de un teorema crepuscular.

miércoles, 25 de julio de 2012

Vivre sa vie



La palabra que promete un futuro, un gran adelanto gracias a una pequeña anotación.
¿Se espera alguna noticia? A las 10 he de abrir y cerrar el grifo, y a las 11 he de sentarme durante 15 minutos para observar mis uñas. A las 12 he de dar un par de besos y a las 13 calentar una paella.

"Ir a pescar", "Comer fruta", "Medirme", "Seguir una dieta metódica y rígida para lograr la obesidad mórbida", "Pautarse la ingesta de alcohol y drogas para alcanzar la politoxicomanía", "Pautar el hastío y comer pasas", "Pautar el infierno". Maravillosas técnicas de modificación de conducta que contienen en su saber hasta el metódico camino que lleva al suicidio.
"Vivre Sa Vie"

miércoles, 11 de abril de 2012

Cada noche se confirma la oscuridad



Cada palabra dicha por un muerto es una memoria. Si aún no estás muerto vive cada palabra.
Hubo un tiempo en donde no existían discursos, nadie llamaba a las cosas por su nombre, y no se vivía mal, se hacía lo que había que hacer, ni más ni menos, así de sencillo.

Hubo un tiempo en donde creía que podía mover los botes de gel y champú, que podía hacerlos levitar, pero ahora creo que fue un sueño, que sólo tenía seis años.
Desde este lugar, que es un lugar real, voy a abrir un ojo para ver.

Deseando que tu tiempo (un TU lanzado al cosmos) se convierta en la inercia de lo atemporal, que seas un portador de consciencia, un medio para que se manifieste la existencia. Cada noche me preguntan si he hecho bien o mal, cada noche se confirma la oscuridad.